Vasitos dulces: tiramisú y mousse de limón


Los vasitos dulces son lo último en repostería: se pueden hacer infinidad de recetas, pueden complementar mesas dulces o candy bars o servir de postre "ligero" después de grandes comidas o cenas (Nochebuena, Navidad, Nochevieja...). Aquí os proponemos dos recetas: una de mousse de limón (sin huevo) y otra de tiramisú:


Vasitos de mousse de limón (4 ó 5 vasitos):
- 200 ml de nata para montar (1 cartoncito) bien fría.
- 50 gramos de azúcar glass.
- Medio paquete de galletas tipo María.
- Mantequilla a temperatura ambiente.
- Sirope de limón o fresa para decorar.
- 50 ml. de zumo de limón.
- 2 hojas de gelatina neutra.

Primero trituraremos las galletas hasta hacerlas polvo y las mezclaremos con la mantequilla. Esta mezcla la pondremos en el fondo de los vasitos y la reservamos.
Por otro lado, ponemos las láminas de gelatina y las sumergimos en agua fría unos minutos para que se hidraten. Mientras, montamos la nata con el azúcar glass. Escurrimos las hojas de gelatina y las disolvemos en el zumo previamente calentado unos segundos en el microondas. Mezclamos el zumo con la nata y echamos la mezcla sobre la galleta de los vasitos. Terminamos decorando con el sirope de fresa o limón. Conservar en el frigorífico hasta el momento de consumir.

Nota: si queremos darle un toque más amarillo a la mousse, podemos añadir unas gotas de colorante en gel de color amarillo limón y remover hasta obtener un color uniforme.

Vasitos de tiramisú (4 ó 5 vasitos):
- 1 tarrina de queso mascarpone.
- 2 huevos (separar las yemas de las claras).
- 100 gramos de azúcar blanco.
- Medio paquete de galletas tipo María.
- 50 ml. de café solo azucarado.
- Cacao para espolvorear.

Primero, como en el anterior, pulverizamos las galletas y las mezclamos con el café. Echamos esta mezcla en el fondo de los vasitos y los reservamos.
Después, mezclamos el mascarpone con las yemas y el azúcar. Mientras, montamos las claras a punto de nieve y las añadimos a la mezcla de queso con movimientos envolventes para que no se bajen demasiado. Distribuimos esta mezcla en los vasitos y espolvoreamos encima el cacao con ayuda de un colador.
Estos vasitos también han de conservarse en el frigorífico hasta el momento de consumirlos.

Bueno, espero que os gusten estas dos recetas y os inspiren para crear otras nuevas u os ayuden para completar una gran cena o comida!


2 comentarios:

  1. Pensé que todos los postres eran difíciles de hacer. Ahora muy seguido los hago. Uno de mis favoritos es el mousse de limon porque es sencillo de hacer y queda delicioso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María José, me alegra que te guste mucho hacer postres, a mí me encanta! Y la mousse de limón también es una de mis favoritas, junto con la tarta de chocolate Devil's Food, ¿la has probado? Te la recomiendo! Un abrazo enorme y gracias por escribir!

      Gema.

      Eliminar

Email this code to my developers